Bolivia, Perú y Ecuador – Siglo XXI

Bolivia

2003 – La guerra del gas

En 1990, se descubrieron enormes reservas de gas natural en el país, lo que provocó desacuerdo social y político en cuanto a cómo se debía aprovechar este recurso natural. En 2003, hubo conflictos sobre el plan de exportar el gas natural a EE.UU. y México. En Bolivia, un gran porcentaje de la población todavía usaba leña para cocinar. Por eso, la decisión del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada de pagar a Chile por tener Acceso a un gasoducto hasta el océano para así vender el gas a naciones extranjeras provocó protestas fuertes. Muchos manifestantes, inclusive un niño de cinco años, murieron en los conflictos resultantes. El mes de octubre del 2003 se conoce como “octubre negro” en Bolivia, y el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada tuvo que huir del país a causa de esto. Actualmente (2004) el gobierno busca diversificar la Economía para no depender sólo del gas.

Evo Morales y MAS

Evo Morales fue el presidente de Bolivia desde su primera elección en 2005 hasta el 10 de noviembre de 2019. Sin embargo, su carrera política comenzó mucho antes de ser presidente. Es importante destacar que con anterioridad ya se había establecido como activista social y líder político con su partido MAS (Movimiento al Socialismo). En 2005, ganó el 53% del voto popular en las elecciones presidenciales y fue un participante prominente en las protestas de la guerra del gas, entre otras.

Evo fue una figura bastante controvertida—un héroe para muchos y un peligroso activista para otros. Por ejemplo, durante su mandato eliminó el estatus del catolicismo como religión del Estado, y en la constitución del 2009 se define a Bolivia como un país laico. Este hecho recibió el apoyo de muchos, pero también creó un conflicto con la iglesia católica. Por otra parte, Evo también fue acusado de persecuciones políticas, así como de supuestas conexiones con el narcotráfico y tráfico de influencias. Además, otro tema muy comentado fue su vestuario, ya que solía usar prendas con motivos andinos que rompían con el protocolo.

Una de las últimas controversias de su gobierno fue el referéndum realizado el 21 de febrero de 2016. En este, se preguntaba a los encuestados si querían cambiar el artículo 168 de la constitución, que permite una única reelección del presidente. El “no” ganó, contrariamente a lo esperado por Evo Morales, que decidió ignorar los resultados e inscribirse de nuevo en las elecciones presidenciales del 2019. Debido a esto, muchos han llamado a este referéndum “21f día de la mentira”. Sin embargo, todo cambió en octubre de 2019 cuando el proceso electoral fue acusado de fraude y de engaño en el recuento de los votos que daban a Evo ventaja para renovar su mandato como presidente. Un informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) confirmó el fraude y Evo decidió renunciar del cargo debido a la pérdida de su reputación e, incluso, a la presión de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

2019 – hasta 2024

En 2019 Jeanine Áñez Chávez se proclamó presidente interina tras la renuncia de Evo Morales alegando sucesión constitucional y apoyada por el Tribunal Constitucional Plurinacional, aunque con mucha polémica popular. En 2020 fue elegido como presidente Luis Arce. En su gobierno, a pesar de la fuerte oposición y de supuestos intentos de golpes de estado que el mismo presidente ha denunciado, la economía de Bolivia ha mejorado y ha habido estabilidad política. Una de las mayores apuestas de Arce es la extracción de litio. Bolivia tiene la mayor reserva mundial de litio. Sin embargo, hay muchos obstáculos que se tendrán que pasar para que esta idea se haga realidad. Hay gran preocupación por el daño ambiental que esta extracción tendría, y las comunidades que habitan las cercanías del Salar de Uyuni dicen que nadie ha pensado qué pasará con ellos y su territorio con la extracción. Al gobierno se le acusa de falta de transparencia con el tema y de no informar ni de discutir públicamente los avances e ideas del proyecto.

Perú

2006–2011 – Alan García y el caso Odebrecht

En 2006 se eligió a Alan García Pérez (el mismo aprista que había sido ya presidente entre 1985 y 1990). García continuó con la política económica de los gobiernos anteriores, logrando una baja inflación, un crecimiento notable de las exportaciones, un aumento sustancial del producto nacional bruto y un incremento de las reservas internacionales. Aunque terminó su presidencia en el 2011, volvió a presentarse como candidato en 2016, pero no logró ganar.

Su segundo término (2006-2011) estuvo lleno de controversia, derivando en investigaciones en el 2013 sobre sobornos y tráfico de influencias. Al igual que otros políticos de Latinoamérica, también se vio involucrado en el caso Odebrecht (la constructora brasileña que consiguió la contratación de varias obras públicas por medio de sobornos a políticos). García intentó obtener asilo en diferentes países, como Costa Rica o Colombia, pero su petición fue rechazada.

Debido a la investigación por el caso Odebrecht, a García se le impidió la salida de Perú, y la fiscalía ordenó su entrada en prisión preliminar en el año 2019. Cuando la policía llegó a su casa para detenerlo, García se había disparado en la cabeza con una pistola. Lo llevaron al hospital, pero falleció a las pocas horas.

2018 – hasta 2024

Desde 2018 Perú ha tenido mucha inestabilidad política. Ningún presidente ha logrado terminar su mandato. Varios han sido destituidos por presunta corrupción; otros que llegaron a la presidencia nombrados por el Congreso mientras se llevan a cabo elecciones, han renunciado al poco tiempo de asumir el cargo. En 2022, después de que Pedro Castillo fuera destituido, su vicepresidenta Dina Boluarte asumió como presidenta. Esta inestabilidad política ha estado acompañada de inestabilidad social, desigualdad económica y una polarización extrema. Ha habido frecuentes protestas en todo el país que han afectado el turismo y otros sectores económicos. El gobierno de Boluarte ha sido criticado por la violenta represión a las protestas y marchas que hay en el país, y que ya ha dejado varios muertos. Como consecuencia de esto y de presuntos casos de corrupción, ya ha habido intentos de destitución.

Ecuador

2007-2017 – Rafael Correa y su orden de arresto

Rafael Correa fue presidente de Ecuador entre 2007 y 2017. Ha sido el gobernante ecuatoriano que más años ha ocupado el cargo de manera consecutiva. Su gobierno se ha denominado “Revolución Ciudadana”, por las amplias reformas políticas, económicas, sociales y educativas que se implantaron, siguiendo la política exterior del bolivarianismo. Sin embargo, su gobierno no estuvo libre de polémica y, en el 2018, se dispuso una orden de prisión preventiva contra él por su implicación en el secuestro de Fernando Balda. Desde el 2017, Correa se encuentra en Bélgica con su familia, ya que su esposa es originaria de este país.

Por otra parte, Correa siempre mantuvo su apoyo al activista australiano Julian Assange durante su vida post-presidencial, ya que este había recibido asilo político en Ecuador para evitar ser extraditado a los Estados Unidos. Sin embargo, el 11 de abril de 2019 el gobierno ecuatoriano decide retirar el asilo a Assange, y Correa muestra su oposición al gobierno de Lenín Moreno por esta decisión. Además, Correa publicó en su cuenta personal de Facebook archivos procedentes de wikileaks, lo que causó que le bloquearan su cuenta.

2017 – hasta 2024

Lenín Moreno fue el presidente de Ecuador entre 2017 y 2021. En 1998 fue víctima de un robo, por lo que recibió un disparo y perdió la movilidad de ambas piernas. Entre 2013 y 2016 fue delegado de las Naciones Unidas (ONU), siendo un enviado especial para asesorar sobre discapacidad y accesibilidad. Entre otras cosas, sugirió reformas para un desarrollo social más inclusivo, para mejorar los derechos de personas con discapacidad, y para favorecer una ciencia que mejore la calidad de vida de estas personas. Como presidente de Ecuador Lenín Moreno dio prioridad a la lucha contra la corrupción y a la mejora de la accesibilidad, apostando por un socialismo nuevo, moderno, e inclusivo.

En 2021 fue elegido presidente Guillermo Lasso. A los dos años de su mandato Lasso decidió usar un mecanismo constitucional y legal para disolver el Parlamento. Esto lo hizo para evitar un juicio político que podría terminar con su destitución. Lasso era acusado de mal uso de recursos públicos. Esta decisión de disolver el parlamento obligó a adelantar las elecciones. Lasso gobernó los siguientes 6 meses por decreto. Desde 2023 el presidente de Ecuador es Daniel Noboa.

Históricamente Ecuador ha sido un país que ha vivido en paz. Pero desde 2020 ha sufrido una crisis de seguridad como consecuencia de organizaciones criminales asociadas al narcotráfico. En los últimos años ha habido asesinatos de políticos, detonación de explosivos en varias partes del país, crisis carcelarias y otras formas de violencia. En 2023 el país tuvo la tasa más alta de muertes violentas en Latinoamérica. Ante esta situación el presidente Noboa declaró el estado de ”conflicto armado interno”. En abril de 2024 se llevó a cabo una consulta popular donde se le preguntó a los ecuatorianos si respaldaban otro tipo de medidas como por ejemplo la extradición, el aumento de tiempo de cárcel por delitos graves, cambios en porte de armas y el papel del ejército en la lucha contra el crimen organizado. La mayoría de los ecuatorianos aprobaron las propuestas. Algunas ya se empezaron a implementar, pero otras necesitan de un cambio en la Constitución para que sean válidas.