El zapatismo: Diálogo

Chiapas

Ahora, escucha o lee el siguiente artículo:

La Iglesia y el EZLN con la misma causa

12 de enero 1994, La Selva Lacandona

En un breve comunicado dirigido al Ejército Federal Mexicano, el Subcomandante Marcos y el EZLN formalmente declaran la guerra contra el gobierno. El lema de Marcos de “¡Ya basta!” circula por los medios en México y el Obispo Ruiz declara que todo el mundo ha escuchado el grito de los indígenas en Chiapas. Es precisamente en este momento cuando los propósitos de justicia para los pueblos indígenas coinciden entre la Iglesia y el EZLN. Y estas dos figuras importantes, a pesar de no ser indígenas, actuaron como los principales defensores de ellos.

Desde el mismo 12 de enero de 1994 hasta el 7 de junio de 1998, Samuel Ruiz toma un papel importante como mediador entre los zapatistas y el gobierno federal. De hecho, los primeros diálogos de paz tomaron lugar en la Catedral de San Cristóbal de Las Casas, en Chiapas.

El EZLN siempre ha luchado principalmente por la autonomía política indígena. Para esto, necesitan territorios con sus propios gobiernos y economías. Cuando presentaron sus exigencias al gobierno federal en los primeros diálogos en 1994, la respuesta del gobierno fue negativa. Más tarde en el mismo año, el Obispo Ruiz planteaba la idea de abrir un espacio más amplio para el diálogo entre el gobierno y los zapatistas.

La idea de Ruiz se concretizó en diciembre de 1994, en la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), cuyo propósito era proveer los medios necesarios para llegar a un acuerdo de paz entre el gobierno y los zapatistas sobre el futuro de los pueblos indígenas. Tal medida era necesaria en aquel momento, ya que el conflicto entre el Ejército Federal y el EZLN se hacía cada vez más agudo, lo que hizo que los zapatistas rompieran el diálogo con el gobierno. Para solucionar el impasse entre los dos ejércitos, Samuel Ruiz inició un ayuno total que duró 16 días, hasta que el Subcomandante Marcos consintió dialogar con el gobierno.

A lo largo de la década de los noventa, el gobierno federal y el EZLN vacilaban entre el diálogo y el silencio. La estrategia del EZLN cambió entonces: en lugar de llevar un conflicto armado al gobierno, empezaron una guerra por los medios, comunicándose con la prensa y difundiendo su mensaje con imágenes en la red mundial. El 22 de diciembre de 1997 marcó un momento clave en el conflicto, cuando el Ejército Federal llevó a cabo la matanza de 45 mujeres y niños indígenas en el pueblo de Acteal, Chiapas. Desde este momento, la comunidad internacional, que había escuchado sobre la lucha indígena a través de los medios y la red, empezó a presionar al entonces presidente mexicano, Ernesto Zedillo, para que se acabaran los abusos en Chiapas. Este reporte conmemora el décimo aniversario del acontecimiento:

Cuando en julio de 2000 Vicente Fox gana las elecciones en el histórico final de la dictadura virtual del PRI, las esperanzas de una solución al conflicto en Chiapas crecen. Se abrió el diálogo entre el gobierno y el EZLN de nuevo, pero esta vez sin la mediación de Samuel Ruiz. En febrero de 2001, marcharon representantes del ejército zapatista desde Chiapas hasta la Ciudad de México (una caminata de un mes). Cuando llegaron al Congreso en marzo, presentaron sus exigencias al gobierno, que eran las mismas de siempre: terrenos para la agricultura, la autonomía y la justicia social para los indígenas. Después de un mes de negociaciones, el Congreso aprobó una ley constitucional sobre los derechos indígenas. Sin embargo, aunque reconociera la autonomía de los pueblos y el valor de sus culturas, no les dio territorios para formar sus propios gobiernos. Insultados, los zapatistas rompieron el diálogo. Hasta hoy en día siguen los dos lados en un nuevo impasse, pero el EZLN, el Subcomandante Marcos y los miles de indígenas chiapanecos siguen en su lucha por un México más justo.

Para las actividades en clase

Es opcional ver este corto porque vamos a verlo juntos en clase. EZLN Para Tod@s Todo: