La valla española y las relaciones hispano-marroquíes

La distancia entre el norte de África y el sur de España es de solo nueve millas. El Mediterráneo es una de las entradas principales a Europa y miles de migrantes africanos intentan cruzar la frontera a pie y por el mar cada año. Esta situación se complica por las dos ciudades autónomas, Ceuta y Melilla, que siguen formando parte de España. Estos enclaves están entre el mar y Marruecos con localizaciones estratégicas con presencia política y militar. El puerto de Ceuta, que está en el estrecho de Gibraltar, es particularmente beneficial para la economía española porque facilita la comunicación y el comercio entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Además, Ceuta y Melilla son los únicos territorios de la Unión Europea en el suelo africano. Para el continente de África, estas ciudades representan el residuo de la colonización española, lo cual causa tensiones entre los países de España y Marruecos. El gobierno de Marruecos quiere recuperar estos enclaves por parte de África, pero España insiste en que los territorios son esenciales para la estructura de su país.

Un mapa del sur de España y el norte de África que muestra los enclaves de Ceuta y Melilla
Jen Gabriele

Las fronteras de Ceuta y Melilla, que están fuertemente fortificadas, se ven cada vez más presionadas por los inmigrantes africanos que buscan una vida mejor en Europa. En los años recientes, varios grupos que luchan por los derechos humanos, junto con la Unión Europea, han demostrado su preocupación por la deportación de inmigrantes irregulares. Legalmente, cuando los migrantes entran en Ceuta y Melilla, están en España y deben quedar bajo las protecciones de la Unión Europea. Pero para entrar en estas ciudades autónomas, tienen que enfrentarse a la policía marroquí, la guardia civil española, sistemas sofisticados de vigilancia y cruzar más de una valla. Es más difícil solicitar protección internacional desde estos territorios que de la Europa continental porque los enclaves no caen bajo el paraguas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Muchos intentan saltar la valla, pero pocos llegan, y la mayoría están destinados a centros de detención temporales. A causa de todo eso, hay muchas devoluciones que ocurren y van en contra de la legalidad internacional.

Otro problema delicado entre estas ciudades de España y las regiones de Marruecos es el comercio atípico. Esta actividad ayuda a la economía de ambos países y por eso hay una alta tolerancia por las autoridades. Estos “negocios” generan bastante dinero para los dos países y añaden otro nivel de involucración entre ellos. Este tipo de trabajo también es común entre los migrantes porque no requiere documentos y les da una posible oportunidad de cruzar la frontera. Las relaciones hispano-marroquíes llevan siglos de historia y la situación siempre está en constante evolución.

Storming the Spanish Fence

Este documental corto viene de una serie llamada Europe or Die. Muestra la situación complicada que existe entre España, sus dos enclaves (Ceuta y Melilla) en el norte de África y Marruecos.

Preguntas de comprensión

  1. ¿Cuáles son las razones por las que los migrantes abandonan África?
  2. ¿Cómo se llama el bosque en Marruecos donde los migrantes africanos esperan mientras se preparan para saltar la valla española?
  3. ¿Por qué son ilegales las devoluciones entre España y Marruecos?
  4. Las organizaciones de los derechos humanos están preocupadas por los migrantes africanos. ¿Por qué?
  5. ¿Cuántas personas se quedan en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y por qué celebran cuando salen los migrantes?