Los mexicano-americanos

Una nueva frontera

Muchas de las familias hispanas o latinas de origen mexicano han vivido tanto tiempo en algunas regiones del país, que se dice que ellos no cruzaron la frontera, sino que la frontera los cruzó a ellos.

Hace menos de dos siglos, gran parte del territorio de Estados Unidos le pertenecía a México. Durante la guerra entre Estados Unidos y México (1846 a 1848), las tropas estadounidenses invadieron el territorio mexicano. Al finalizar la guerra, se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo, con el que Estados Unidos obtuvo el control de territorios mexicanos que ahora son parte de California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México, Colorado, Tejas, Wyoming y Kansas. Obviamente, Estados Unidos no sólo obtuvo los territorios, sino también a los hispanohablantes que vivían ahí y que aportaron su cultura, costumbres, arte, religión, comida e idioma a su nuevo país.

Poco a poco, estos territorios se fueron convirtiendo en estados de la Unión Americana. Por ejemplo, California se convirtió en el estado número 31 en 1850. Más de medio siglo después, en 1912, Arizona y Nuevo México también se convirtieron en estados de la Unión Americana. Algo muy significativo para los mexicano-americanos de Nuevo México fue que la constitución del estado les garantizó el derecho al voto, usar español en documentos públicos, así como el derecho a postularse para oficinas públicas.

El Programa Bracero

Como bien sabes, no todos los mexicano-americanos están en Estados Unidos gracias al Tratado de Guadalupe Hidalgo. A lo largo de los años, millones de mexicanos han emigrado a este país de manera temporal o permanente, con documentos o sin documentos.

Aunque parezca increíble hoy en día, hace menos de 50 años los Estados Unidos recibía a trabajadores mexicanos con los brazos abiertos. El Programa Bracero se creó en 1942 para que campesinos mexicanos vinieran legalmente a Estados Unidos a trabajar en los campos. Parte de la razón por la que se creó este programa fue a raíz de la cantidad de hombres estadounidenses que tuvieron que unirse al ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Se calcula que casi cinco millones de mexicanos entraron al país de 1942 a 1964, cuando se canceló el programa. Aunque el programa le ofrecía nuevas oportunidades a campesinos mexicanos, lamentablemente muchos de los “braceros” sufrieron muchos abusos y discriminación tanto por sus propios patrones, como por grupos extremistas como el Ku-Klux-Klan.

César Chávez

Una figura muy importante en la historia de los mexico-americanos, y de los hispanos en general en Estados Unidos, es César Chávez, quien durante toda su vida defendió los derechos de los mexicano-americanos, en especial a los campesinos y obreros. Chávez nació en Yuma, Arizona, y se le considera el equivalente hispano de Martin Luther King por su filosofía de rebelión pacífica en su lucha por los derechos de los campesinos. Uno de sus mayores logros fue la creación de la organización que hoy se conoce como el Sindicato de Trabajadores Agrícolas (United Farm Workers) en 1962. Chavéz murió en 1993. El 31 de marzo (el día de su cumpleaños) se celebra en California el día de César Chávez.

Las cifras

De acuerdo con el Departamento del Censo, en 2010 había 31.798.258 de personas que se identificaron como hispanas o latinas de origen mexicano. Esta cifra equivale al 63 porciento del total de hispanos en todo Estados Unidos. La mayor concentración de hispanos de origen mexicano en el país está en California, en donde viven más de 11 millones de personas con herencia mexicana. Otros estados con una gran concentración de mexicano-americanos son Tejas, Arizona, Illinois y Colorado.

En las últimas décadas ha habido un gran movimiento migratorio de mexicanos a Estados Unidos, y en la sección de Perspectivas aprenderás más de este fenómeno.

troops
run for public office
unfortunately
equals