Aperturas

Esta serie de actividades es un punto de partida para la unidad. Se introducen los temas explorados, los puntos gramaticales en enfoque y el vocabulario activo que se va a adquirir.

Para comenzar, escucha mientras un narrador lee el artículo, “Más ‘speak spanish’ que en España.”

Más 'speak spanish' que en España

EE.UU. ya es el segundo país en hispanohablantes. En 2050 puede ser el primero, por delante de México. Un informe académico retrata esta revolución idiomática

JESÚS RUIZ MANTILLA - Madrid - 06/10/2008 (originalmente en el periódico español El País)

Click here to view in Full Screen

Ahora, relee el artículo y contesta las preguntas para verificar tu compresión.

*Ojo: las palabras en negrilla en el artículo son palabras de vocabulario activo para esta Unidad.

Primero fueron los Estados fronterizos del sur, después las costas del Atlántico y el Pacífico, más tarde el interior... Hoy, Seattle, la ciudad grande más alejada de la frontera mexicana en Estados Unidos, cuenta con un 10% de hispanos. La oleada de la lengua castellana ha sido imparable por todas las esquinas de la primera potencia mundial. Tanto que ahora se sitúa en el límite de los 45 millones de hablantes censados, sin tener en cuenta la inmigración ilegal. Más que en España, según un ambicioso y contundente estudio llevado a cabo por el Instituto Cervantes. Se titula Enciclopedia del español en los Estados Unidos, será presentado el 13 de octubre y publicado en un solo volumen por Santillana.

Las conclusiones son asombrosas. No es sólo que EE.UU. ya sea la segunda potencia del español en el mundo después de México, con sus 106 millones de hablantes. Es también que en 2050 podría convertirse en la primera si alcanza los 132 millones de personas que tendrán como lengua materna el idioma de Cervantes. Ni triunfalismo ni megalomanía: se trata de datos fríos y objetivos que recoge la oficina del censo estadounidense en una nota oficial del pasado 14 de agosto. "Esas cifras se dan en el ámbito más pesimista", advierte Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes.

La fuerza, el empuje de toda una cultura latina con el idioma como referente básico puede dar un vuelco al equilibrio del país. Para empezar, parece romperse la famosa teoría del melting pot. "Es una de las conclusiones a las que ha llegado el mundo universitario con este fenómeno. Eso de que Estados Unidos era una gran mezcla de culturas que finalmente quedaban integradas en una especie de olla hirviente con lengua y cultura comunes, queda destruida en el caso de los hispanos", agrega López Morales. Sencillamente, conservan contra viento y marea sus señas de identidad.

Si ha sido así en tiempos difíciles, mucho más sencillo resulta ahora, cuando los hispanos ya no son la escoria de una sociedad dinámica. "Se han integrado y han escalado en todos los ámbitos. Hoy el grupo de cubanos está a sólo unas décimas de igualar a los anglos blancos en número de doctorados universitarios", comenta el coordinador.

Por no hablar de las empresas, donde cada vez más reclaman empleados bilingües -que pueden llegar a ganar 20.000 dólares más al año si dominan los dos idiomas-, o los medios de comunicación en español. Los grandes periódicos escritos en inglés insertan anuncios en la otra lengua. Las emisoras de radio se han duplicado en una década. Hoy se cuentan 550 en todo el país. Las cadenas de televisión, lo mismo. Existen 55, con un aumento del 70% en los últimos 10 años. "Para analizar rigurosamente el fenómeno del español en los medios haría falta una legión de sociolingüistas y expertos en inmigración", comenta Eduardo Lago, director del Instituto Cervantes de Nueva York. "Es una expansión espontánea y natural, las cifras que tratan de hacerle justicia quedan obsoletas muy pronto", añade.

Aun así, si la tendencia espectacular sigue, Estados Unidos podría convertirse en el siglo XXI en un país con más hispanohablantes que angloparlantes. "El escritor Junot Díaz lo dijo, Estados Unidos es la zona cero de la lucha entre el inglés y el español. También comentaba que lamentablemente se percibe el crecimiento como una amenaza ", asegura Lago.

Una lucha que queda entre dos. Porque el caso del estudio de otros idiomas como el francés o el alemán empieza a ser meramente testimonial. El español es la lengua preferida de los universitarios estadounidenses con 822.985 estudiantes en 2006. Saca una clarísima ventaja al francés (206.426) y al alemán (94.264).

Todos los datos indican que la realidad ha construido una parcela enorme para el espacio del español. Para la vida en español. Tanto que, según Lago, no podemos hablar de mundos aparte: "No hay que considerar a nuestro idioma como una lengua extranjera en los Estados Unidos. No lo ha sido nunca y ahora, no hace falta decirlo, lo es mucho menos."

En esta Unidad vamos a explorar con más profundidad las ideas presentadas en este artículo:

  1. ¿Es el español una lengua extranjera en los EE.UU.? ¿Ha cambiado esta situación en las últimas décadas? Vamos a informarnos sobre la historia del español en EE.UU. y la historia de la inmigración en general para mejor considerar esta cuestión.
  2. ¿Cuáles son las cifras actuales? ¿Cuántos hispanos/latinos hay en EE.UU. actualmente y cuántos habrán?
  3. ¿Quiénes son los “hispanos” o “latinos”? ¿De dónde vienen estos términos y qué significan en realidad?
  4. ¿Qué pensamos sobre la teoría del melting pot (crisol/olla hirviente)? ¿Es un concepto válido para describir la sociedad estadounidense?
  5. Vamos a volver a ver Junot Díaz también cuando leamos una parte de su libro The Brief and Wondrous Life of Oscar Wao.
muy lejos
otro nombre para el español
convencente
amazing, astonishing
reach
referring to Spanish as "the language of Cervantes" is like calling English "the language of Shakespeare".
drastically change the balance of the country
come hell or high water
personas miserables o depreciables
los negocios
advertisements
threat
plot of land
point of departure
current
bolded
U.S. Census Bureau
melting pot
"Ojo" is a very common expression in Spanish that can be loosely translated as "Attention"